Clicky

¡Cómo Ligar en el Trabajo y no Ser Descubierto!

Aunque no es bien visto en (casi) ninguna empresa, la realidad es que un gran porcentaje de los empleados hemos tenido uno o más encuentros románticos con alguien más de la oficina. Es curioso, pero a medida que los lazos entre los trabajadores se van fortaleciendo, empieza a surgir una evolución en sus sentimientos. Es probable que ahora mismo no sepas cómo ligar en el trabajo, pero quieres aprender y así enrollarte con la hermosa colega que usa pantalones pegados y se le marca su tonificado trasero. Lo más divertido de toda esta situación es sentir un poco de adrenalina cuando no quieres ser descubierto, pero es importante tomárselo en serio para no terminar en la calle.

Ligar en el trabajo no es ni de cerca parecido a hacerlo a través de páginas de citas en internet o una discoteca. En esos ambientes nada te impide ir directo al grano porque todos están por lo mismo. En cambio, cómo ligar en el trabajo requiere de mucha cautela, esperar el momento indicado, seducir a quien te interesa y atacar disimuladamente. Hasta parece una cacería en el que el más mínimo descuido haces un poco de ruido y perdiste la presa. En el trabajo no solo perderás la presa, sino que las consecuencias podrían significar hasta la pérdida de tu empleo.

Como ligar en el trabajo, hombre pensativo en smoking

1. Cómo ligar en el trabajo: Muéstrate desinteresado delante de todos

Ya tienes el objetivo en la mira, pero por ahora, no hay que disparar. Todo lo contrario, tu comportamiento debe ser tan frío como sea posible mientras que estén en el trabajo. Si dejas pequeñas fisuras, por más mínimas que sean, permitirán que todos perciban el olor de tus sentimientos. Muy pronto quedarás en evidencia y arrivederci a tu plan de ligar en secreto. Tus mejillas se ruborizarán cuando tus compañeros hablen del tema. Hasta se te escaparán gestos de cariño hacia esa persona sin siquiera darte cuenta.

Sí, ya todos tus compañeros de trabajo se dieron cuenta. Además, si donde trabajas hay ese ambiente estereotipo en el que todo el mundo odia su trabajo, se aburre, odia sus vidas, entonces tu serás el foco de atracción y hablarán de ti y tu situación hasta el hartazgo.

¿Qué vas a hacer? Ni siquiera mirarás su oficina cuando pases por el frente. Tú caminas con la vista en alto y hacia el frente, sin levantar sospecha alguna.

2. Flirtea con todas

Cómo ligar en el trabajo: chico flirtea con dos chicas

Puedes mostrar desinterés hacia una persona o, por el contrario, flirtear con todas. Con todas me refiero a las bonitas y a las no tanto, a las jovencitas y a las maduras también. Con este plan es probable que una chica que no quieras se interese por ti. Será necesario aclararle que no fue tu intención.

¿Cuál es el objetivo de esta recomendación? Cambiar la percepción de los demás de que eres el chico serio y para nada divertido de la empresa. Con una personalidad así no lograrás que ninguna chica sienta algo por ti. Pero no hay que excederse porque peor que un hombre serio es ser un chiste perpetuo, el típico payaso al que nadie lo toma en serio. Como verás, es una cuestión de equilibrio entre seriedad y ser alegre. Te vendría bastante bien en cualquier área de tu vida, no solamente en el trabajo.

El balance justo te forja una imagen de un hombre serio, pero que sabe cómo hablarle a las mujeres y hacerlas sentir bien. Más temprano que tarde conseguirás el interés de muchas de ellas y es ahora cuando el verdadero juego empieza. No me refiero con ligar con todas a la vez, sino todo lo contrario. Abstente de todas ellas en esta etapa a pesar de que estés desesperado por intercambiar números de teléfono, tener una cita y demás. Hay que luchar contra ello. Antes de seguir, analiza las consecuencias.

3. Evalúa los riesgos y las consecuencias

Una de las preguntas más frecuentes es si debería tener un rollo con una compañera de trabajo. Esa pregunta ofrece dos perspectivas para analizar: la primera es reconocer que un gran número de personas conocen al amor de su vida en el trabajo. Estamos hablando hasta de un 20% de las parejas. La segunda es que esta situación podría ser motivo de despido por causa de acoso sexual.

Obviamente, ambas posibilidades, a pesar de que son plausibles, llegan a los extremos. Entre un extremo y otro hay un sinfín de variables. Debes ser calculador en cómo ligar en el trabajo para reducir al mínimo los riesgos de terminar despedido.

La clave en estas situaciones es no ir demasiado rápido. Estamos hablando de que no es la situación ni el lugar ideal para buscar pareja, por lo tanto, se juega completamente diferente. Entonces, piensa en las consecuencias que tus acciones podrían desencadenar. Antes que todo acto desenfrenado, mejor la prudencia. No solo pienses en ti, sino en los problemas para la otra persona. Un escenario muy probable cuando se toma la decisión equivocada es que la chica le cuente a sus compañeras y te acuse de acoso. Hoy en día las leyes contra el acoso sexual son severas y tu reputación quedará hecha añicos. Queda demás decir que quedarás sin empleo.

¿Recomendación? No tomes decisiones apresuradas ni hagas movimientos bruscos hasta que los dos estén a solas. Si crees que vale la pena, entonces sigue adelante.

Hombre en su oficina mirando su ordenador

4. Cerrad la boca

Nadie debería saberlo, no os conviene que alguien lo sepa. Tus compañeros de trabajo no tiene por qué conocer tu pequeño secreto, por lo menos, no por ahora. De lo contrario, el chisme será más rápido que la luz y llegará a oídos de tu jefe o de la directora de recursos humanos. No tengas dudas de que pronto querrá hablar contigo de esta situación. Piensa que todo sigue igual, por lo que tendrás que mantener tu rutina laboral tal cual y como está.

5. Respeta a tus compañeros de trabajo

Si bien un encuentro sexual en el trabajo podría ser tu fantasía más anhelada, antes que todo, estás tú como profesional. Eso implica que tu relación y tus muestras de cariño deben limitarse al estar frente a tus compañeros. Promocionar y exponer tu relación en tus horas de trabajo es una muy mala idea. Piensa por un momento que entras a una oficina y te topas con una escena como sacada de tu sitio porno favorito. Seguramente no será tanto de tu agrado. Es una cuestión de ética profesional nada más. Mejor deja todo para otro lugar.

6. Dejad los encuentros para fuera del trabajo

Cualquier coqueteo, caricias situaciones picantes y mejor aún, tener sexo en el trabajo, es una situación cuanto menos excitante. Puede que sea la fantasía de muchos. Sin embargo, el sentido común nos exhorta porque sabemos las terribles consecuencias que esas acciones podrían acarrear. Si quieres hacer las cosas bien, entonces es más inteligente ser cauteloso y dejar lo divertido para cuando estén fuera de la oficina.

Guardad todas esas ganas para cuando salgáis del trabajo y podréis disfrutar de total privacidad. Podríais salir a cenar en un bonito restaurante o más bien planear una cena en casa. Ya queda a vuestra elección. ¿No estás seguro de cómo invitar a salir a la chica que te gusta? ¡Encuentra los consejos oportunos en nuestro artículo de cómo invitar a salir a una chica!

Colegas cenando en un restaurant

7. Nunca lleguéis juntos

Eventualmente llegará el día en que paséis la noche juntos, pero  por más que sea práctico, nunca deberíais llegar juntos al trabajo. Con ‘juntos’ me refiero a que toméis el mismo Uber o el subterráneo. Lo que sea. Nada más sospechoso que esto ya que tú vives en la lado este de la ciudad y ella en el oeste. ¿Qué sentido tiene que llegarais juntos? Si estuvisteis juntos la noche anterior, buscad la manera de llegar por separado. Es uno de los precios de llevar una pequeña y divertida aventura en el trabajo.

8. Intenta ligar con tus superiores

No es tan descabellado como parece. De hecho, las estadísticas respaldan que más del doble de los matrimonios de personas que se conocieron en el trabajo están constituidas por el jefe o jefa y su subordinado. Cuando las intenciones son reales y las personas buscan más que solo sexo, entonces poco importa que se trate de la vicepresidente de la compañía y tú apenas seas un trabajador de campo más. Cómo ligar en el trabajo con tu jefe tiene otras ventajas, como por ejemplo, que tendrías más excusas para interactuar en el trabajo. Sin embargo, las consecuencias podrían ser mucho peores si las cosas se salen de control.

En este caso, quizás también te interese nuestro artículo con la información más completa sobre cómo encontrar pareja estable si tienes 40+.

Estaremos encantados de escuchar lo que piensas

Deje una respuesta